La Moraleja de un Cuento, Gracias Escuela N°1.

Ayer por la tarde mientras caminaba por calle Artigas con un amigo rumbo hacia la Plaza 33, cruzamos frente a la Escuela 1, donde algo inusual estaba pasando, inclusive ya lo había visto pero no preste atención, y en esta ocasión cruzamos por la vereda que está ubicada al frente de dicha escuela, lo que nos llamó la atención y si cruzaste por ahí, también lo habras notado.


Al parecer había una especie de hilo colgante donde estaban sujetos un montón de ilustraciones, pero no entendía el porqué, de cualquier manera nos íbamos a enterar, ya que fuimos interceptados alegremente por una niñas que iban a esa escuela, su forma tan simpática de proponernos si queríamos escuchar un cuento nos hizo quedar.

Es así amigos, un cuento, entre tanta risa y simpatía nos relataron un cuento que al final contenía una moraleja, al principio no entendimos mucho porque se reían demasiado, pero bue😂

Llegado a una parte empezamos a reír junto a ellas, su forma tan espontánea de contar el cuento de Oscar era muy divertida y fue así que enganchamos el hilo de la historia.

El cuento se trataba de un Oso llamado Óscar, y que al parecer se enojaba mucho por la diferencia que tenía con respecto a los demás, lo interesante del cuento fue la moraleja al final, aunque no paraban de reír, se hizo muy divertido escucharlas, me hizo acordar a los días de escuela, que seguramente tu también te acuerdas, días en cuales no tenías las responsabilidades que actualmente cargas, sin duda fue una época muy especial, volviendo al cuento.

Este Oso llamado Óscar, tenía la capacidad de llegar a lugares que otro no podían y esto lo frustraba mucho, ya que el decía que como era posible que el podía llegar y los otro no, fue así que entre risas y alardeo llegó al fin del cuento y aunque sinceramente no recuerdo al 100% la moraleja, me quedo claro una cosa.

Que las diferencias que tenemos con respecto a otras personas creyendo que son una ventajas, resulta que en distintas situaciones pueden que sean nuestra desventaja, que no está mal ser diferente, que debemos ver con los ojos de los demás y ser autocríticos, ya que muchas veces vemos la paja en el ojo ajeno y no la viga que tenemos en nuestro ojo, básicamente.

Extracto de la historia.

OSCAR YA NO SE ENOJA.

En esta ocasión, Óscar a pesar de ser un oso alegre y simpático, se va a enfadar con todos sus amigos porque le llevan la contraria. Finalmente, un día salen todos juntos de excursión y empieza a llover a cántaros. Todos sus amigos se cobijan en una cueva en la que Óscar no cabe y entonces se da cuenta de que las cosas son grandes o pequeñas según el tamaño de quien las mira.
Esperemos te haya gustado este nuevo post, ya que contiene algo real de nuestra ciudad, que muchas veces por andar apurado no préstamos atención a cosa que nos pueden traer una linda lección de vida.

Saludos a las Niñas de la Escuela 1, que amablemente nos dejaron una enseñanza.

Si te gustó comparte, si lo leíste dale tu Me Gusta, se feliz😉

Seguir leyendo…..
Mirar el próximo Post….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s